jueves, febrero 03, 2005

LA HISTORIA DE I

LA HISTORIA DE I.
ADOLFO MORALES MONCADA.


Historias por venir , historias por contar .
Contar la historia de I. , que tiene ahora ocho años y un mes en los que ha acumulado : Una operación de Píloro a los dos meses de vida , una neumonía a los 7 y cualquier cantidad de gripas , toses y otros disturbios respiratorios que se escurren por su nariz , garganta y oidos repartidos a lo largo y ancho de los 97 meses de su existencia.
La historia de I. que ha conocoido por televisión con puntual asistencia las caricaturas de los Power Rangers , las diferentes evoluciones de los Digimon , las aventuras del Hombre Araña , los retos de Yu –Gi –Oh las desgracias de ” El Chavo”, como también ha sido testigo del atentado a las torres gemelas , de la guerra en Afghanistan ,en Irak, de la violencia callejera y futbolera y las muertes en medio oriente.
La historia de I. que a sus ocho años juega con presición indiscutible con programas de computadora, aparatos electrónicos como Gameboy y Play Station y usa con habilidad , (en realidad lo hace dese los cuatro años), la videograbadora y el reproductor de discos compactos
La Historia I. que ( solos Dios el bondadoso sabe como ) equilibra la vida electrónica y virtual con la vida (vida , en tiempo y espacio reales, vamos ) ,y sigue disfrutando ampliamente con jugar a la pelota y hacer gimnasia en aparatos en los parques , hacer lo intentos a la bicicleta , jugar a la lucha con su papá y mirar películas por la tarde con su tía Elvira .
La Historia de I. que se encuentra en segundo de primaria y descubre historias , de animales, diferentes tipos de letras , alegorías geométricas y cuántas veces cabe 7 en 49. La Historia de I. que no entiende cual es el propósito pedagógico y filosófico de las tareas , pero entiende que la vida es otra cosa cuando llega el viernes y no hay tarea para el lunes . La Historia de I. que llora a veces cuando su mamá llega tarde por el a la escuela y brinca de gusto y corre a sus brazos cuando la mira arribar al patio escolar.
La Historia de I. que ya es cinéfilo y después de ver una película en pantalla grande ( palomítas y/o nachos de por medio) , pide rentarla para acercarse a los detalles del director repitiéndola diaramente ( como festival de una sola película ) en funciones de 3 , 5 y 7 ( y los viernes 9 ).
La Historia de I. que mira con asombro a los otros niños de su edad que en la calle limpian autos, juegan con pelotas , venden chicles ,y pregunta si todo el día están ahí ? que donde están sus papás? Que dónde viven? Que por que les damos dinero?
La Historia de I. que vive en un frontera y que sabe que de cuando en cuando con toda naturalidad pasea , come , visita ,compra “ al otro lado” , es decir ,salir de su país e ingresar a otro le es familiar y por lo mismo ya es parte de su visión del mundo ( como la caida de las torres gemelas y la guerra en Irak) donde las fronteras de lo cercano y lo lejano no son visibles.


La Historia de I.que aunque se sabe Tijuanense sabe que tiene primas y primos tiías y tíos en Monterrey , en el Estado de México , en la ciudad de México de la que le gusta en particular la vista desde la Torre Latinoamericana , el cine con los primos, las fiestas con regalos.
La historia de I. que tiene un hermano de 11 años, ícono insustituible de su vida y aunque juegan juntos , a I. siempre le toca jugar después , ir segundo , esperar su turno , competir y perder , probar a que sabe después, por que su hermano el grande ,estrena los juegos ,va primero , tiene mas experiencia ,sabe mas ,está mas fuerte , pero invariablemente ( cuestiones misteriosas del amor fraterno) I. siempre quiere jugar con él .
La Historia de I. que usa ropa globalizada ( marca norteamericana, ,maquilada en el lejano oriente, vendida en un mercado Tijuanense, por una vendedora Nayarita), y consume con aquella facilidad comida Rápida norteamericana, Pasta Italiana, Pizzas , Pollo Cantonés, Paella , nachos con queso y cualquier cantidad de frijoles con totopos .
La Historia de I. que nace – esto aun no parece saberlo – para instalarse en la transición democrática de su país, Cuando no sabe que es un país , ni que hace un presidente , mucho menos que hace que un presidente sea un buen presidente , ni que es un presupuesto de egresos , ni que su maestra forma parte de un sindicato .Solo sabe que cinco veces cinco es 25 , que si tiene 30 pesos y compra algo de 20 , algo le sobra , que al inicio de una oración se usa mayúscula y que las figuras cambias de nombre según el número de lados.

La Historia de I. que tiene esbosos de felicidad entre sus manos, una par de padres que lo aman , un hermano que lo quiere bien ( siempre y cuando no atente contra su condición de primogénito ) y una tía en funciones que oscilan entre ada madrina , compañera de juegos y pedagoga de cabecera.
La Historia de I. que vive en una sociedad subyugada por la imagen , la superficialidad , lo transitorio, el raiting , el consumo , y trata de encontrar respuesta a las preguntas que tienen que ver con la diferencia entre el mundo real y el virtual , entre el mundo de la imaginación y el tangible , entre el del sueño y la vigilia.
La Historia de I. que por ahora, entre la confusión de esos mundos , escoge lo divertido , lo sabroso , lo grande , lo que se mueve , lo que dura , lo que rebota , lo que escurre , lo que brilla , lo que alumbra , lo que suena , lo verde ( y si no hay, lo rojo) , lo que tiene queso , lo que tiene crema , lo que tiene chocolate.